La importancia de la Hidratación

Y EL Agua Dialítica

Usted no está enfermo... Usted tiene sed.

 

Existe un eslogan publicitario en los bancos de sangre que dice: «Una gota de sangre puede salvar una vida».


¿Y si la gota es de agua?

 

El agua es simple e insignificante y (aparentemente) gratis. Es insípida, incolora y apenas está compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, pero… ¿saben que es el 65% de una persona y el 90% de su cerebro?

Quizás no tengamos en cuenta que el agua, o las necesidades que el organismo tiene de ella, es algo importantísimo.

Cuando nos deshidratamos, el organismo reacciona aumentando la producción del neurotransmisor histamina, para regular la cantidad de agua disponible. Si en el organismo hay un exceso de histamina (que se ve fácilmente en un análisis) hay que beber agua para disminuirla. Si, por el contrario, se toman antihistamínicos sin control, además de no actuar sobre la causa, puede producir efectos secundarios muy negativos.

Quien crea que el hecho de no tener sed, es equivalente a que el organismo tiene cubiertas sus necesidades de agua, puede estar equivocado.

El agua sirve para disolver los alimentos que comemos y hace que sus componentes nutritivos puedan ser absorbidos correctamente por el intestino. A menor nivel hídrico, más esfuerzos tiene que hacer el organismo para hacer eficaces los nutrientes.

Hay que transportar esos nutrientes, llevando también oxígeno, hasta los órganos vitales, para que éstos funcionen correctamente.

Este transporte se enlentece cuando no hay suficiente agua y lo que puede ser peor, los nutrientes llegan en condiciones que el organismo no los puede utilizar con eficacia. En algunas ocasiones, ni siquiera son metabolizados y se eliminan directamente, sin cumplir función alguna.

El organismo necesita mantenerse a una humedad y temperatura adecuada para funcionar correctamente, para lo que es vital el agua; igualmente necesaria para la reparación de los tejidos.

Hay que retirar los residuos para llevarlos hasta los órganos responsables de su eliminación.

¿Por qué, inconscientemente, no asociamos la falta de agua a migrañas, alergias, estreñimiento, diarreas, sobrepeso, depresiones, etc.?

El agua contiene sustancias que la enriquecen y que son vitales para el correcto funcionamiento del organismo.

No confundir agua con líquidos. Los refrescos, zumos, té, alcohol, etc. no son agua, son líquidos.

 

 

El Agua Dialítica en la litiasis

Cuando los fluidos del organismo están concentrados, se favorece nucleación y, por lo tanto, la cristalización y la litiasis. La utilización de Agua Dialítica hace más eficiente al gran disolvente universal que es el agua, al mejorar y potenciar la solubilidad que ya de por sí esta tiene.

El Agua Dialítica a nivel renal es por tanto capaz de:

  • Disgregar los pequeños cálculos que existan.
  • Eliminar las capas más superficiales e indefensas de los cálculos, como vértices y aristas, favoreciendo su expulsión.
  • Dividir los cálculos grandes, transformándolos en otros más pequeños y después en arenillas, que pueden ser expulsados sin dolor apreciable.
  • Liberar las células de los endotelios que recubren los conductos urinarios, de los depósitos microscópicos de sales cálcicas, evitando que al perder elasticidad se produzca el crecimiento de los cálculos.
  • Aumentar la solubilidad de las sales minerales que circulan por la sangre y orina, especialmente las cálcicas, evitando que precipiten y constituyan nuevos cálculos o incrementen el grosor de los existentes.

El Agua Dialítica hace que se invierta el proceso de la cristalización, 
que es el mecanismo de formación de los cuerpos cristalinos 
y por lo tanto de la Litiasis.

La ingestión de Agua Dialítica está indicada siempre que sea necesario eliminar y/o evitar que se formen cuerpos cristalinos en el organismo.

Aunque el Agua Dialítica es eficaz por sí misma (principalmente a nivel renal), por las experiencias y resultados obtenidos desde 1.966 recomendamos que se utilice también como un excelente coadyuvante de otros tratamientos o terapias, lo que es posible en todos los casos, por su acción exclusivamente física y no química, evitando interacciones y efectos secundarios.

 

Indicaciones

Cálculos Renales

Para el tratamiento preventivo de pacientes con antecedentes de litiasis renal, ya sea de uratos como de sales cálcicas (oxalato, carbonato, fosfato, etc.).

Cálculos Biliares

Los cálculos biliares están compuestos generalmente por capas.
Estas capas suelen ser de colesterol, calcio y bilirrubina.

Ácido Úrico (Gota)

El Agua Dialítica actúa disolviendo los micro cristales de ácido úrico y/o evitando que se formen, con la ventaja que supone en el tratamiento de la gota.

Arteriosclerosis

El Agua Dialítica disuelve los depósitos cálcicos, hace que las arterias recobren su elasticidad y facilita la eliminación de colesterol.

 

La depuración

El Agua Dialítica arrastra y elimina residuos minerales en todo el organismo. Esto permite que aplicándola en otros tratamientos o terapias (Acupuntura, Homeopatía, Hidrología, Kinesiología, Reumatología etc.) hace que estos sean más eficaces y receptivos.

Lo que vamos a conseguir es dar a los pacientes mejor calidad de vida, además de facilitar la eficacia de los procesos metabólicos, al estar más limpio el organismo.

La ingesta de Agua Dialítica en deportistas dedicados al culturismo, han demostrado su mejora de rendimiento. Estos deportistas, al tener que ingerir en sus dietas grandes dosis de proteínas, tienen tendencia a tener elevadas tasas de ácido úrico (que ha de ser tratada por otros medios). El uso habitual del Agua Dialítica en sus dietas ha impedido la cristalización del ácido úrico en las articulaciones y musculatura, facilitando un entrenamiento físico normal.

Hoy en día hay muchas enfermedades que requieren gran cantidad de ingesta de fármacos diversos, con lo que aumenta considerablemente los residuos minerales en el organismo. Ejemplo de ello puede ser el tratamiento de HIV-SIDA. El Agua Dialítica por supuesto que no va a resolver el problema de esta maligna enfermedad, pero ayuda a depurar el organismo y hace que estos tratamientos sean más receptivos y eficaces.

Esto mismo ocurre con los alimentos elaborados que cada día tienen más aditivos que se transforman en residuos minerales. Cada vez más se dan casos de niños pequeños con Litiasis, principalmente debida a la ingesta de alimentos industriales.

Existen otros casos, algunos excepcionales, donde la presencia de cuerpos cristalinos puede ser molesta o perjudicial y donde el Agua Dialítica también es eficaz, como por ejemplo en micro cristalizaciones en el sistema linfático o el exceso de calcio en lágrimas. En el organismo se pueden producir innumerables micro calcificaciones, algunas de ellas molestas y en muchos casos dolorosas.

En personas con inmovilidad, ya sea debida a procesos postoperatorios de larga duración o producidos por desgraciados accidentes irreversibles (casos de para y tetrapléjicos), se produce por dicha circunstancia un aumento de residuos cristalinos que en muchos casos derivan a problemas litiásicos. El uso del Agua Dialítica ha colaborado a mejorar la calidad de vida de estas personas.

En procesos reumáticos y artríticos, al eliminar residuos microscópicos, mitiga los dolores y, como ya hemos indicado antes, facilita al paciente una mejor calidad de vida.

En España hay aproximadamente 25.000 autistas. El 84% de los niños con autismo, muestras valores de oxalatos fuera de límites normales, que se les fija en diversos órganos, lo que les hace tener trastornos adicionales a su enfermedad. La ingesta de Agua Dialítica ha logrado una importante disminución de oxalatos, obteniendo una mejor calidad de vida.

Su piel no está enferma... Su piel tiene sed

El Agua Dialítica, la hidratación y la limpieza de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano; lo protege contra la desecación y regula su temperatura. Pero también es un almacén de sustancias nutritivas y retiene residuos de procesos metabólicos. Si el organismo funciona mal, la piel estará sucia y perderá frescura. También es una coraza frente a agentes externos: la contaminación, los rayos ultravioletas del sol, los cambios de temperatura, el estrés, la falta de sueño, la mala alimentación y en consecuencia las digestiones defectuosas. Todos estos factores y muchos más, contribuyen a acelerar la pérdida de la salud de la piel.

En el caso de una persona adulta puede tener una superficie de unos 2 m2 y un peso aproximado de 5 kilos, y además la epidermis contiene un 13% de agua y la dermis un 70%. La piel es la envoltura del cuerpo humano; es la capa de la vida; es la representación y presentación de las personas. Por ello, a la hora de hablar de belleza, uno de los temas preferidos a considerar es, precisamente, la piel.

La estructura de la piel está compuesta de tres capas: Epidermis, Dermis e Hipodermis. Cada una de ellas con una función característica, pero siempre cooperando estrechamente con la capa sucesiva.

La epidermis presenta múltiples filas (estratos) de células que, de la más externa a la más interna, son: el estrato disyunto (es la continua descamación de las células córneas), el córneo (mantiene el equilibrio de la humedad), lúcido, granuloso, espinoso y germinativo o basal (se encarga de reponer continuamente las células, así como de la producción de melanina). Las células (desde que se forman en el estrato germinativo hasta que llegan al disyunto) tardan 4 semanas en descamarse.


La dermis se compone de una red de fibras de colágeno y elastina (que estabilizan la piel y evita su deformación) y los pequeños capilares que le llevan oxígeno y nutrientes y eliminan los productos residuales tóxicos. Las glándulas sebáceas asientan sus raíces en la dermis, pero se abren a la superficie en los poros que se encuentran en la epidermis. En esta capa se localizan las células sensoriales (dolor, picor, temperatura, etc.).


La hipodermis es la capa subcutánea de la piel y que es la continuación en profundidad de la dermis. Sus fibras colágenas y elásticas se conectan directamente con la dermis y corren en todas direcciones, aunque principalmente paralela a la superficie de la piel. Desempeña las funciones de almacenamiento de sustancias y de protección contra golpes.

Las células de la piel sufren en la epidermis un proceso de queratinización y descamación continua, y son sustituidas rápidamente por otras células nuevas. Por lo que es importantísimo el aporte de agua a través de la membrana celular.

 

Limpieza e hidratación de la piel

La piel es conocida como el «tercer riñón» ya que a través de la sudoración se elimina, por ejemplo, tanta urea como a través de los mismos riñones. Se eliminan también a través de la piel sales de sodio y de potasio, hierro, fósforo, ácidos láctico y sulfúrico y otras muchas sustancias de desecho. Si algo interfiere en esa función, la piel puede sufrir trastornos y alteraciones que la degradan considerablemente y perjudican el aspecto físico y estético de las personas.

La piel respira. El intercambio de gases a través de los poros la piel implica un proceso de difusión de oxígeno y CO2 (dióxido de carbono) a través de su superficie. Por eso es muy importante que los poros de la piel estén lo más limpios que sea posible. La piel no respira de la misma forma que los pulmones, pero se trata de un proceso muy similar, con los mismos productos de entrada y salida. Este proceso es vital para el organismo, sin él moriríamos. Si se tapan los poros de la piel, se muere por sofocación.

La piel es el reflejo de la salud del organismo y su naturaleza está influida, en gran medida, por lo que ocurre en otros sistemas corporales que, aparentemente, no parecen tener relación alguna con ella. Si los principales aparatos excretores como el hígado y los riñones, no funcionan adecuadamente, la piel lo demuestra de forma clara y se convierte en un vertedero de las toxinas que el organismo expulsa. Podemos decir también que la piel es el «detector de incendios» del organismo.

Como anécdota y ejemplo podemos recordar al ucraniano Viktor Yuschenko, que fue envenenado con una de las dioxinas tóxicas más potentes (TCDD). Salvó su vida al degradarse de forma fulminante su piel (una severa erupción cutánea, dijeron) que hizo que los médicos austriacos que le trataron pudieran tomar medidas inmediatamente para salvar su vida.

Una de las funciones de la piel es mantener las toxinas indeseables fuera del organismo, y aunque puede absorber substancias beneficiosas, también puede dejar penetrar otras nocivas. Como hemos indicado anteriormente por la piel, además, también respiramos.

Una digestión defectuosa puede dejar su rastro en la piel, al igual que el estrés y un gran número de alteraciones cutáneas que se relacionan con las hormonas, como el acné en los adolescentes y los granos y manchas que aparecen antes de la menstruación. La salud del cuerpo es crucial para el buen estado de la piel. Actualmente muchas personas padecen trastornos cutáneos debido a la batalla que su organismo debe mantener continuamente contra el estilo de vida moderno (mala alimentación, estrés, falta de ejercicio físico, uso de tóxicos como el cigarrillo, contaminación ambiental, exposición excesiva al sol, etc.).

La necesidad de mantener la piel constantemente limpia y perfectamente hidratada es muy importante para la salud. Pero no sólo es importante para la salud, sino también imprescindible y vital para que los tratamientos y sistemas que se aplican en la dermatología y la cosmética sean eficaces.

Aunque por muy importante que sea la tecnología aplicada, las últimas tendencias, las últimas novedades, todas fallarán si la piel no está en perfectas condiciones de limpieza y perfectamente hidratada.

En el cuidado de la piel desde el exterior, es imprescindible la penetración de sustancias activas y esto sólo es posible a partir de la permeabilidad transdérmica.

La hidratación es la conservación del grado óptimo de humedad de la piel y el organismo. Es el agua que aporta la sangre a la piel, junto con el oxígeno y los nutrientes.

La humectación es la humedad que la piel toma del medio exterior.

Desde tiempos inmemoriales la piel ha sido objeto de todo tipo de cuidados y tratamientos orientados a preservar su belleza y su apariencia de juventud. Las enormes variedades de alternativas disponibles tienen dos denominadores comunes: los productos y tratamientos mitigan, en mayor o en menor medida, los efectos del tiempo y se basan en el cuidado de la piel desde el exterior.

Mientras esa fuente de juventud no se encuentre, siempre será legítimo seguir buscándola.

 

Cómo evitar que la piel tenga sed

La piel con sed, deshidratada, luce mate, apagada, triste y acentúa las líneas de expresión.

Las causas de la ausencia de agua son diversas:

 

  • La piel seca la provocan actores internos (p. ej. la escasa producción de sebo)
  • La piel deshidratada la provocan factores externos (p. ej. ambiente seco, dieta pobre en grasa, fiebre, medicamentos).

 

En general, la acción negativa de los factores climáticos genera pérdida transdérmica del agua corporal, acentuándose en la cara y en múltiples sitios sensibles de la envoltura cutánea.

Estos factores son: el aire acondicionado, el sol, el viento, las variaciones climáticas bruscas o el exceso de calor con mucha transpiración.

Cuanto más calor, mayor es la temperatura ambiental, produciéndose así un aumento de la secreción sebácea o grasa natural. También mejora la acción de barrera defensiva y la retención de agua.

De forma algo más específica, la deshidratación está causada por:

  • Genética: Hay menor producción de grasa (ceramidas).
  • Edad: Se disminuye la cohesión intracelular y la función barrera.
  • Aire acondicionado: Roba toda el agua.
  • Calefacción: Evapora y deshidrata.
  • Cosméticos agresivos: La limpieza excesiva altera y desgasta la protección del manto hidrolipídico.
  • Tabaco: Contrae los capilares, disminuye la absorción de la vitamina C, genera radicales libres, reseca.
  • Medicamentos: Alteran el equilibrio, producen efectos secundarios.
  • Dietas: Si no tienen ácidos grasos esenciales, se altera la producción de ceramidas, fundamentales para la cohesión intercelular.
  • Largos viajes en avión: El cutis se reseca, sus aires acondicionados no tienen los niveles adecuados de humedad.

La piel deshidratada envejece: se atiranta, se descama, se estira, se arruga. Al principio es reversible, pero a la larga afecta a la cara de manera permanente.

Para prevenir este envejecimiento hay que:

  • Regular el exceso de sebo
  • Aportar elasticidad
  • Estimular la actividad enzimática
  • Promover el equilibrio hídrico
  • Neutralizar los radicales libres

El agua debe ser microbiológicamente pura y estar protegida de la contaminación, los persevantes y las fragancias.

Las aguas termales son beneficiosas porque proceden de fuentes vírgenes y poseen diferentes propiedades terapéuticas que varían con su composición mineral y que ayuda también al efecto térmico.

 

El Agua Dialítica

El agua es el disolvente universal y es parte esencial del organismo; ya sea formando parte de él o siendo utilizada en la práctica totalidad de los procesos metabólicos.

El Sistema SLACKSTONE II® transforma físicamente el agua normal en Agua Dialítica. Químicamente sigue siendo agua, pero con mayor energía y por lo tanto con mayor poder de limpieza e hidratación.

Nuestra propuesta es introducir el tercer denominador común: cuidar la piel desde el interior con Agua Dialítica, y nos atrevemos a decir que, la mayoría de las veces, la piel no está enferma, la piel tiene sed.

Si limpiamos en profundidad e hidratamos adecuadamente, los problemas indicados anteriormente se resolverían.

Recomendamos beber 2 vasos de Agua Dialítica al día (500 cm3). Aportará sus beneficios como excelente solvente, depurativo e hidratante: eliminará los residuos y potenciará y hará más eficaz la hidratación de las células y de los tejidos. Tomando Agua Dialítica se limpiará e hidratará la piel, desde dentro hacia fuera.

Aún más: tome una pequeña cantidad de Agua Dialítica y rocíe o vaporice con ella el rostro y la piel más expuesta para cuidarla también desde el exterior.

Usted no envejece... Usted tiene sed

El Agua Dialítica, en la medicina antienvejecimiento

 

En el organismo adulto el agua representa:

  • 65% del peso total
  • 90% del cerebro
  • 30% de los huesos

 

Pero con la edad, ese contenido de agua se reduce hasta un 20%

En otro capítulo hemos visto la importancia de que la piel. El mayor órgano del cuerpo humano.

Si es importante mantener la piel limpia y perfectamente hidratada en los niños y en una persona adulta, según aumenta la edad se hace imprescindible por muchos factores.

Es difícil establecer una edad determinada en la que comienza el envejecimiento cutáneo, pero la piel es el primer órgano en envejecer.

Pero a partir de los 60 años la superficie cutánea:

 

  • Adelgaza en un 15%
  • La Dermis pierde un 20% de su espesor
  • Disminuye la elasticidad y la flexibilidad
  • Hay menor número de glándulas sudoríparas
  • Los poros se tapan
  • El colágeno se desnaturaliza
  • Los resortes de las fibras elásticas se desgastan y fallan

 

y se producen otros cambios más, que son consecuencia de deterioro y trastornos y alteraciones.

La necesidad de mantener constantemente la piel limpia y perfectamente hidratada es muy importante para la salud. Pero no sólo es importante para la salud, es también imprescindible y vital para que los tratamientos y sistemas que se aplican en la medicina antienvejecimiento sean eficaces.

Hay otros factores que se deben tener en cuenta con relación a las personas mayores:

El riñón, que es el encargado de regular el volumen de líquidos en el organismo, sufre una serie de deterioros en el anciano.

Con la edad, se ingiere menos agua de la necesaria, y en muchos casos es una auto imposición por temas de incontinencia urinaria.

Además, a la par de que cumplimos años:

  • Con la edad la reparación se enlentece, el desgaste orgánico se incrementa. Disminuye el ritmo de regeneración celular.
  • La ingesta de fármacos puede alterar el mecanismo de la sed.
  • Algunas patologías provocan una menor ingesta de líquidos.
  • La alarma de sed tarda más en sonar y avisarnos de las necesidades de agua. La respuesta a la pérdida de agua es lenta.

Hay varias entidades patológicas que son más frecuentes cuando se es mayor, como, por ejemplo: Osteoporosis, Alzheimer, Parkinson, cataratas, etc.

El Agua Dialítica no descalcifica, pues no actúa contra el calcio de tipo coloidal (amorfo); si no contra las formaciones de sales de calcio metal (iónico).

Un ejemplo:

El Alzheimer interrumpe en la neurona la comunicación, el metabolismo y la reparación. Se pierden conexiones entre células nerviosas que provocan fallos en la memoria.

El cerebro es un 90% agua y tiene una importancia vital para su funcionamiento la bioelectricidad, que circula a través de los neurotransmisores.

 

   Esquema con los principales elementos en una sinapsis modelo

La sinapsis permite a lasulas nerviosas comunicarse con otras a través de los axones y dendritas, transformando una señal eléctrica en otra química.

En la Sinapsis neuronal, se producen, en algunos casos, depósitos tóxicos y hasta calcificaciones microscópicas (entre el Axón y las Dendritas) que puede impedir o alterar la buena transmisión de los impulsos quimio eléctricos.

El Agua Dialítica influye en la comunicación de la neurona, limpiando el axón y las dendritas para que la sinapsis (intercomunicación) no falle o falle menos. Indirectamente también influye en la reparación.

Aunque los astrocitos son los encargados de limpiar los desechos del cerebro, el Agua Dialítica ayuda a éstos a eliminar esos depósitos y micro calcificaciones, favoreciendo una mejor intercomunicación entre las neuronas, y puede dar mejor calidad de vida a algunos enfermos, como es en el caso del Alzheimer.

Cada vez más, existen residuos minerales en el organismo a consecuencia de la medicación, alimentos, polución, traumatismos, etc. lo que hace muy importante la depuración. Esta depuración es, en la mayoría de los casos, vital para poder aplicar otras terapias y prescripciones, haciéndolas más eficaces y receptivas.


Téngase también en cuenta a este respecto que la mayoría de los pacientes tienen multiprescripciones, lo que aumenta el peligro de contraindicaciones, interacciones, y/o efectos secundarios por la acumulación de principios activos y de excipientes no metabolizados.


Reiteramos la importancia que tiene la piel en el organismo, y más en el de los ancianos, por lo que utilizar el Agua Dialítica para hidratar, depurar y limpiar la piel se hace imprescindible en el caso de las personas mayores. Aportará sus beneficios como excelente solvente, depurativo e hidratante: eliminará residuos y potenciará y hará más eficaz la hidratación de las células y de los tejidos.

 

El Agua Dialítica, como coadyuvante en oncología

Las células se gestionan y regulan por ellas mismas para funcionar correctamente y reproducirse, con la condición de que exista oxígeno, alcalinidad, nutrientes y vibración energética en el líquido extracelular.

Si el líquido extracelular es tóxico (sucio), anaerobio (falta de oxígeno), acido (excedido en acidez), tiene desórdenes nutricionales (excesos y carencias) y hay mala comunicación entre las células (baja de la vibración electromagnética), esta célula no funcionará adecuadamente no se reproducirá. Y todo esto sería el primer síntoma del desorden interno.

Si esto no se controla y corrige, la supervivencia de la célula está en riesgo y entonces se puede poner en marcha el proceso tumoral.

La célula enferma sobrevivirá en cualquier medio y se proveerá de nutrientes robándoselos a los tejidos circundantes.

Proponemos restablecer las condiciones normales de funcionamiento depurando con Agua Dialítica para limpiar y restaurar.

Nuestro punto de partida es el agua, denominada como "el disolvente universal" y utilizamos un proceso físico lógico y contrastado, no invasivo, sencillo, no costoso ni molesto y de fácil utilización, con la gran ventaja de no producir efectos secundarios ni interacciones. Potenciamos enormemente el efecto disolvente del agua, consiguiendo invertir el proceso de cristalización con resultados eficaces y además favorecer, de una manera excelente, la depuración y la hidratación.

Recomendamos beber 2 vasos de Agua Dialítica al día (500 c.c.) Aportará beneficios como excelente solvente, depurativo e hidratante, eliminará residuos, hará más eficaz la hidratación de las células y de los tejidos, y conseguiremos también que las personas mayores recuperen el hábito de beber agua.

El Sistema SLACKSTONE II® para preparar Agua Dialítica no es un tratamiento agresivo (químico) sino un procedimiento físico lógico y contrastado, no invasivo, sencillo, no costoso ni molesto y de fácil utilización, con la gran ventaja de no producir efectos secundarios ni interacciones.

 

QUIERO SABER MÁS SOBRE EL SISTEMA

Si usted necesita realizar cualquier consulta sobre nuestro sistema SLACKSTONE II® para preparar Agua Dialítica, puede hacerlo desde este formulario.

Contacto

¿DÓNDE ENCONTRARNOS?

Logo Lab Yborra, s.l.

CIF ES B80359474

Luis I, 70 - 28031 MADRID (España)

Telf.: (+34) 913.803.285
Mov: (+34) 680 426 033

labyborra@slackstone.com

cronjob
Guardar
Configuración de Cookies del usuario
Utilizamos cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si rechaza el uso de cookies, es posible que este sitio web no funcione como se esperaba
Aceptar todo
Rechazar todo
Más información
Analytics
Herramientas utilizadas para analizar los datos para medir la efectividad de un sitio web y comprender cómo funciona.
Google Analytics
Aceptar
Decline
Essential
Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. No puede desactivarlas.