---
A+ A A-

Testimonios sobre SLACKSTONE II

Miguel Vargas
Albacete – España

Seguramente será reiterar lo que tanta gente ha podido comprobar. Yo particularmente, padecía una serie de cólicos nefríticos que se prolongaron 21 días, con varias asistencias a urgencias del hospital, ante esta circunstancia, de modo casual, me hablaron del método SLACKSTONE II®, enseguida hice la prueba, obteniendo un resultado inmediato, haciendo en pocos días que la dolencia sea historia. creo que deberían difundir este milagroso método, para hacerlo llegar a tantas personas que padecen enfermedades relacionadas a la mía y que sin duda desaparecerían de usarlo debidamente. Gracias.

 


Maite Esteban
Madrid – España

¡Parece brujería! A una cosa tan sencilla, que no es química, no estamos acostumbrados.
En mi caso a los 10 días de tomarlo, mañana y noche, empecé a expulsar
trocitos. Llevaba 15 días con inyecciones de Voltarén cada 12 horas y entre medias ampollas de Nolotil.
Me recordó su existencia un amigo, conocido del Padre Martín-Artajo.
Estoy muy agradecida al sistema SLACKSTONE II®.

 


Fernando Martin-Artajo Gutiérrez
Madrid – España

Soy sobrino del Padre José Ignacio, además de ser él quien bendijo mi boda.
Siempre que puedo hago propaganda de su invento y la última vez lo compré en una farmacia en la calle Lope de Rueda para regalarle las ampollas a un vecino de Villarrubia de Santiago (Toledo) que se retorcía de dolor al eliminar piedras del riñón. Una vez probada el Agua Dialítica el comentario que me hizo fue el siguiente: Fernando, meo en un orinal, oigo caer la piedra pero no la siento al salir; no sabe Ud. del calvario que me ha librado.

 


Eduardo Ostos
Orlando - Florida - Estados Unidos

Es excelente. Mi hermano se salvó de una operación gracias al Agua Dialítica.
De nuestra parte a todo el que conocemos, ya conocen lo bueno de este
producto.
Nos gustaría trabajar con Uds. como distribuidores.
Gracias.

 


Enrique Hernández González
Madrid – España

Comencé a prescribir SLACKSTONE II® ,tras un artículo en DSalud como complemento a la terapia homeopática y a la dieta.
He tenido excelentes resultados tanto en distintas litiasis.
Agradecería me mantuviesen informado de datos clínicos, datos adicionales, protocolos o seminarios que pudieran hacer en un futuro.

 


Dra. Margarita Romero Martín
Madrid – España

Como médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y también como Especialista en Hidrología Médica y Profesora Titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Complutense de Madrid y asimismo como asesora de la Dirección Médica del Balneario de Alange, deseo comunicar que el Sistema SLACKSTONE II® es un extraordinario recurso terapéutico en el campo de la patología litiásica sobradamente comprobado en la clínica médica general, siendo también, sin duda, un recurso preventivo por los efectos depurativos que proporciona.
Estos efectos hemos observado, en el Balneario antes citado, que se añaden a la acción de sus aguas Mineromedicinales facilitando dicho conjunto un resultado muy satisfactorio en relación con la recuperación, mantenimiento y promoción de la SALUD HUMANA con MEDIOS NATURALES en las distintas edades.

 


Dr. Francisco Javier Lara Guevara
San Luis de Potosí – México
Hospital Central "Dr. Ignacio Morones Prieto"

Quiero felicitaros por el producto Agua Dialítica, el cual me ha parecido de los más interesante y asombroso; yo he tenido "la fortuna" de presentar cuadros de urolitiasis de repetición y sé exactamente el significado de una curación que no sea quirúrgica, soy médico anestesiólogo y además de la práctica privada, laboro en un hospital de concentración de 500 camas y ésta es una zona endémica de mi país 5 de cada 100 pacientes padecen de dicha afección, sin embargo es una lástima que ese producto no este comercializado en mi país.
Quiero preguntar sobre la posibilidad de que ese producto pueda estar disponible en México, ya que personalmente tengo un interés muy grande en probarlo.
Ya que percibo que podrían beneficiarse un sin número de personas, sería posible obtener más información y sustento científico de dicho producto.
Gracias

 


Fernando García de la Fuente
Valladolid – España

Hola, soy Fernando, me dedico a la naturopatía, y con este producto he visto resultados sorprendentes, el más importante, la desaparición de una piedra del riñón del tamaño algo mas grande de un garbanzo.
Además de ayudar a mi madre a deshacer su "modesta" piedra del riñón, y ayudar a un primo mío, sacerdote de Medina del Campo, a aliviar los problemas ocasionados por el ácido úrico. Por todo ello debo estar muy agradecido a este método.
Aunque les confieso que al principio yo era bastante escéptico ante este método, así como varias técnicas de la medicina natural.
Muchas gracias.


Apolo Buendía Medina
Collado Mediano - Madrid – España

Acabo de conocer el sistema SLACKSTONE II® ,a través de mi médico, que me lo ha Recomendado muy especialmente por su experiencia personal, ya que su padre lo utilizó y le dio buenos resultados.
Yo tengo cálculos en ambos riñones y he comenzado el tratamiento con mucho entusiasmo y esperanzas de que este sistema me vaya liberando de este problema.
Hasta ahora no puedo opinar sobre resultados, pero he recibido varias recomendaciones sobre el mismo.
Espero que todo vaya bien y pueda ofrecerles mi opinión más adelante.
Gracias.


Josefa Codina Provinciale
Hospitalet del Infante - Tarragona – España

Muy Sres. Míos:
Les mando estas cuatro letras, con motivo del centenario del nacimiento del Padre Martín-Artajo, inventor del Sistema Agua Dialítica.
Servidora, soy Josefa Codina vivo en Hospitalet del Infante Prov. de Tarragona, mi salud ha sido siempre un problema con el Ácido Úrico ya de siempre mí problema en todo mi cuerpo empezando los pies hasta la cabeza, pero hace un año por este mismo mes me diagnosticaron piedras en la Bufeta y tuve la suerte de ir a parar a un Médico naturista que me recetó estas maravillosas ampollas, y gracias a ellas esta molestia me ha desaparecido pero yo no las dejaré, que tengo 71 años el 10 de Abril haré los 72 y seguiré con ellas aunque para unos días al mes.

Deseando que la Celebración sea un existo pues con personas que han dedicado su vida a la humanidad se merecen toda nuestra gratitud del mundo.
Sin más les saludo atentamente.

 


Mercedes Agejas Quevedo
Madrid – España

Corría el años 1968 cuando unas compañeras que frecuentaban Ávila y conocían en persona al R.P. José Ignacio Martín-Artajo Álvarez, me recomendaron el uso de éste sistema a causa de unas molestias que venía registrando en la vesícula biliar.
Como estaba interesada en el uso de ello, me puse en contacto con el R.P. Martín-Artajo en el Colegio de Areneros, donde fui recibida con la amabilidad que le caracterizaba y recibí las instrucciones que procedían en aquellos momentos, para el uso de las ampollas y tratar de averiguar a través de las heces, si dentro del período que él calculaba, eran expulsadas las piedras de mi organismo, y en el caso de que así fuese, nos agradecía le entregásemos las mismas para su colección, pues nos mostró varios frascos, procedentes de otras personas que habían sido usuarios del sistema.
Durante bastante tiempo traté de conseguir el objetivo que nos había marcado, pero por las circunstancias que fuesen no conseguí capturan ninguna piedra, para podérselas entregar como era mi deseo, máxime teniendo en cuenta el gran interés que nos demostró para obtener resultados tangibles.
No obstante, desde aquella fecha vengo utilizando las ampollas con un resultado satisfactorio para mi organismo, pues me han desaparecido los cólicos que venía padeciendo, y en todos los casos en los cuales he podido recomendar el uso de las ampollas, que les puedo asegurar han sido muchas, he procurado entregarles una fotocopia de las instrucciones que en su día nos entregó en mano, y de las cuales adjunto les remito un ejemplar.
No quiero terminar ésta información, sin dejar constancia de mi agradecimiento personal al R.P. José Ignacio, tanto por el bien recibido al seguir su tratamiento, como por el recibimiento que en su día nos ofreció a mi marido y a mí.

 


María Luisa Garrido
Madrid.

Soy una señora de 70 años. Padecía cálculos en la vesícula. Han desaparecido, gracias a tomar las ampollas SLACKSTONE II®. En la última revisión, ha visto el especialista de digestivo que no hacía falta intervenir quirúrgicamente. Los cálculos no existen. Mi agradecimiento al Sr. Martín-Artajo, que con su dedicación hizo este descubrimiento. Estas ampollas me han librado de padecer una operación y gozo de buena salud.



Osvaldo R. Ferraris
Buenos Aires – Argentina

De mi consideración:
Paso a relatarle mi experiencia sobre el uso de vuestro producto, SLACKSTONE II® .
Tengo 75 años (4 de octubre de 1926) y a la temprana edad de 26 años tuve mi primer cólico renal y después de la tortura que esto significa, despedí mi primer cálculo.
A los 40 años de edad, mi segundo cólico. Afortunadamente también pude despedir el cálculo en forma natural.
A los 45 años, el tercero. De ahí en más y hasta los 72 años, despedí 50 cálculos, precedidos todos por fuertes cólicos.
Cada vez se hacían más frecuentes estos episodios, hasta que mi médico, prestigioso homeópata argentino, el Dr. Carlos Alcalá Hernández, me indicó la conveniencia de emplear vuestro sistema.
Así lo hice y el 26 de Septiembre de 1998 empecé a tomar el Agua Dialítica, diariamente, a las 8 de la mañana.
Es el día de hoy que levanto los brazos al cielo en agradecimiento por haberme librado de esa tortura pues nunca más tuve problemas ni de cólicos ni de formación de cálculos. Por si le resulta también de interés, le informo que los cálculos eran de oxalato de calcio.
Demás está decir que lo relatado lo puede refrendar el Dr. Alcalá Hernández, quién en un libro de su autoría, hace mención a esta Agua Dialítica.
Ahora bien, en mi querido país, parece que las cosas buenas tienen poca duración y después de unas semanas de verdadero caos político, económico y social, me encuentro que no puedo ubicar a vuestro representante, Marck Up SRL, y que posiblemente no se consiga mas vuestro producto.
Se imaginará mi angustia ante esta situación. Salí a recorrer farmacias y he conseguido 6 cajas, por lo que tengo para un tiempo prolongado, pero considero que es una lástima que tan noble producto no lo podamos obtener con facilidad.
Le ruego disimule lo extenso de esta carta pero mi agradecimiento a estas maravillosas ampollas, no tienen límites.
Sin otro particular aprovecho para hacerle llegar la seguridad de mi cordial estima.

 


Dr. Manuel Basanta
Vigo - Pontevedra - España
(Médico Especialista en Pediatría y M. de Empresa).

Acuso recibo de las muestras prometidas, así como el CD-Rom.
Muchas gracias por todo. Como le comenté por teléfono, me ha producido una gran alegría, poder localizar este producto, que mi padre (91 años) lleva tomando desde hace unos treinta, con un resultado extraordinario. Había tenido varios cólicos nefríticos y desde que empezó a tomar el Agua Dialítica, expulsó muchos cálculos pero sin dolor, que salían a modo de "cantos rodados", sin producir molestias y además ha dejado de estar produciendo nuevos cálculos frecuentemente, sin ningún otro tratamiento.
Por todo ello le reitero mi agradecimiento.
Ahora, aun sin haber tenido cólico alguno, la tomaré como prevención, pues por estas tierras el ácido úrico elevado es un constante riesgo...
Gracias por todo.
Un afectuoso saludo.

 


Raúl Duarte
Pilar - Pcia. Buenos Aires - Argentina
Farmacéutico.

Me dirijo a ustedes para solicitarles tengan a bien tratar de darme una solución al problema que voy a plantearles.
Soy un simple farmacéutico de un barrio de la provincia de Buenos Aires, Argentina (Pilar).
Por la situación tan crítica que atraviesa nuestro país, para nuestra gente el farmacéutico se ha transformado un poco en el médico de los pobres, y muchas veces aquejados de males que la falta de dinero no le permite asistirse medicadamente y hacer frente al gasto que significa comprar los medicamentos recurren a nosotros en busca de soluciones.
No pretendo con esto, aburrirlos con historias que ya es muy probable que estén informados. El punto en cuestión es el siguiente: Habiendo leído un artículo publicado hace tiempo en la revista CORREO FARMACÉUTICO sobre el producto SLACKSTONE II® que Uds. producen opte por indicárselo a personas que padecen litiasis renales o hepáticas, detectadas mediante estudios ecográficos y cual fue mi satisfacción que al cabo de ochenta días de tratamiento los cálculos ya no existían. Eso me lleva a promocionarlo dado que los médicos desconocían o tal vez no creían sus bondades, puesto que el laboratorio que los representaban no llego a nuestra ciudad (por lo menos es esto de mi conocimiento).
Al día de hoy por los costos de la importación es muy alto y me encuentro en la imposibilidad de disponer del producto.
Por tanto me dirijo a Uds. a fin de estudiar entre nosotros la forma más viable para resolver este problema y poder contar nuevamente con este valioso aliado que es vuestro producto.
Desde ya agradezco la atención que me brindan al leer mi carta y espero se pueda de alguna manera dar solución a este inconveniente.

 


Carmen Ramos
Madrid.
Puesto que solicitan testimonios con nombres y apellidos de los usuarios de las ampollas SLACKSTONE II® , quiero aportar el mío como agradecimiento al P. Martín-Artajo.
Fue un médico, el Dr. Uriarte, quien me habló de SLACKSTONE II® después de haber sufrido yo un cólico de riñón. La piedra que lo había producido era grande y no parecía posible su expulsión.
Entonces las ampollas (en cajitas de una, con letras rojas sobre fondo blanco, creo recordar) se vendían solamente en los Laboratorios de la calle Lope de Rueda. Debían ser los años 70.
Empecé un tratamiento intensivo y, poco antes de la fecha fijada para la operación, expulsé una piedra de tamaño considerable, que se había ido redondeando y que me hizo quedarme con el volante de ingreso en la Clínica solamente de recuerdo.
Desde entonces me hago “una limpieza de tuberías” periódicamente y no he vuelto a tener problemas renales. Tengo la impresión, además, de que mejora el estado general de salud.
Lo menos que puedo hacer, pues, es manifestar mi agradecimiento y felicitar a los que han puesto SLACKSTONE II® a nuestro alcance.


Maribel Minaya Díaz
Los Yébenes (Toledo).

Hola!. Me llamo Maribel y hablo y agradezco en nombre de mi madre las bondades de SLACKSTONE II®

¿Qué decir cuando hace algo más de un año un cólico nefrítico nos llevó al médico y solo le dieron un calmante sin más solución ni explicación?

¿Qué decir cuando gracias al tratamiento en el que se encontraba este agua comenzó a expulsar "arenilla"?

¿Qué decir ante la "ignorancia", desconocimiento de muchos médicos (no todos)?

¿Tan poquito les interesa comprobar?

¿Tan poquito les interesamos nosotros?.

Menos mal que hay gente "arriesgada" que decide probar.

Menos mal que hay espíritus científicos que deciden investigar.

Menos mal que hay gente que no se deja comprar.

Gracias al P. Martín-Artajo.

Besos a todos.

 


Alfredo Puigvert Calderón de la Barca
Madrid.

No quiero dejar de exponerles dos casos reales, comprobados por quien esto les escribe:

1er. caso: La madre de mi mujer fue operada, extirpándole un riñón. Tras la operación, el urólogo nos indicó que, tras reponerse de la operación había que extirparle el otro. Una compañera de trabajo, a quien expliqué el caso, me habló del SLACKSTONE II®, y como ya nada podía perderse, le di una simple ampolla tras lo cual y exactamente a los seis días, expulsó mi suegra un pedrusco del tamaño de un dedo pulgar. No se volvió a hablar de quitar el otro riñón.

2º caso: Una amiga, que vivía en Barcelona, vino a verme a Madrid y me comentó que su médico le había dicho que tras los calores, era junio, le tendría que quitar la bolsa de la bilis, pues la tenía llena de piedras y era como vivir con una bomba en el cuerpo. Le hable y le regalé 2 ampollas de SLACKSTONE II® y me prometió que las usaría. En septiembre me telefoneó (no habíamos tenido contacto anteriormente) explicándome que, cuando su especialista-operador vio su nueva radiografía, no supo como entender tal curación ya que lo de la “ampollita” le pareció una tontería.

Solo puedo asegurarles que siempre que alguien hable de cálculos, sea donde sea, yo aconsejo tomar su “agua milagrosa”, que es como en mi casa desde entonces denominamos al Agua Dialítica.

Julio Peralta Astudillo
Madrid

Después de una semana de beber Agua Dialítica, la piedra (ya en el ureter) ha desaparecido. No hay arenillas ni nada. 22.Septiembre.2008.


Raquel García Romero-Nieva
Meco (Madrid).

Estimados Señores:

Quería expresarles mi enorme agradecimiento por la comercialización del Agua Dialítica.

Hace tres meses tuve mi primer cólico por un cálculo en el riñón. Desde ese día me han estado tratando con una serie de medicamentos muy fuertes, todos ellos para calmar el dolor, al principio en la zona del riñón y después en la zona del uréter bajo donde se quedó el calculo alojado. Un cliente con el que comente mi situación y mi malestar, ya no solo por el dolor, si no por estar tan medicada me hablo del agua. Decidí dejar la medicación y empezar a tomarla. Les aseguro que en   dos semanas los dolores habían desaparecido. De vez en cuando notaba unas molestias que eran debidas a que la piedra estaba moviéndose. Lo más sorprendente es que hasta el propio médico no se explicaba que, tras hacerme una nueva radiografía comprueba que la piedra había cambiado de forma, adquiriendo un aspecto mas redondeado. La piedra por fin ha salido, llevo tomando el agua menos de un mes, y como pueden imaginarse desaparecer los dolores y expulsar la piedra sin necesidad de pasar por el hospital ni tomar buscapina, es decir salio mientras iba conduciendo, note un dolor nada comparable con lo que tenia antes de tomar le agua.

No me queda más que decir, MUCHISIMAS GRACIAS, y desde luego esta agua forma parte ya de vida pues pienso seguir tomándola como preventivo.

Además de ello, se la aconsejo a todas las personas  que tienen este tipo de problemas. Las que me conocen me han pedido que les de el nombre porque me han visto como ha cambiado mi situación desde que empecé a tomarla.

Muchísimas gracias y un abrazo muy fuerte.

El cálculo esta en el laboratorio para ser analizado, en cuanto me lo remitan no tengo ningún problema en, si lo desean, enviárselo a Uds. para que puedan ver como ha cambiado de forma o fotografiarlo.

 


Osvaldo R. Ferraris
Buenos Aires – Argentina

Estimado Sr. Yborra Quesada:

Le envío estas líneas con el deseo de comentarle mi reciente experiencia en Litiasis Renal.

Le recuerdo que entre mis 26 y 72 años de edad, despedí la friolera de más de 50 cálculos (creo que fueron 53) y que después del último, que fue el 26 de septiembre de 1998, por consejo del Dr. Alcalá Hernández (ya fallecido) empecé con el tratamiento del Agua Dialítica.

Hoy, 7 años después sin cólicos ni cálculos, tuve durante la noche una pequeña molestia en el zona renal izquierda, que debe haber durado más de 10 minutos y al mediodía, luego de almorzar, despedí un calculito que tiene unos 3 mm. de diámetro, sin puntas, redondeado y sin lastimar ni sentir prácticamente nada.

Solamente mi práctica me hizo dar cuenta que sumaba un nuevo trofeo a mi colección, pero con la diferencia tan notable que tanto mi esposa como yo, lo primero que pesamos fue comunicarle lo que antecede por si es de utilidad, y manifestarle lo agradecido que estoy a tan noble producto.

Afortunadamente ya no tengo problemas para conseguir las ampollas.

Sin más, reciba mi afectuoso y cordial saludo.


Gregorio Méndez Morales
Lleida

Hace años que gasto el Agua Dialítica y estoy muy satisfecho de sus resultados, funciona a las mil maravillas. Gracias.


Manuel Calvo Villar
Sevilla.

Darle mi opinión y resultado del Agua Dialítica SLACKSTONE II® de la cual estoy muy satisfecho, ya que he obtenido unos resultados satisfactorios, porque he expulsado la friolera cantidad de 30 piedras de la vejiga. También le pediría si le quedara alguna reproducción del libro “Cuerpos Cristalinos en el Organismo”.


Dr. Carlos Castillo Canela
Arnhem (Holanda).

Les escribo con respecto al producto SLACKSTONE II®.
Estuve por Madrid a principios del año pasado y pude comprar una caja que a su vez contenía 12 cajas de ampollas.
Pude probarlo con 12 pacientes y los resultados son muy favorables en todos ellos. Pacientes productores de cálculos están libres de síntomas y sus imágenes ecográficas y de radiografías son impresionantes.
Me gustaría saber si puedo comprar directamente de ustedes para otra caja de 12 cajitas de SLACKSTONE II® para continuar con esta experiencia que resulta muy gratificante para mi y mis colegas.
Yo me dedico básicamente a la homeopatía y encontré muy razonables los fundamentos de este producto.
Les agradezco mucho desde ya y muchísimas gracias,


Ignacio Marco
IBI (Alicante, España).

Tengo 28 años y he tenido 3 cólicos nefríticos bastante dolorosos. Le pedía mi médico si me podía mandar algo y me dijo que no, que sólo podía seguir una dieta. Descubrí SLACKSTONE casualmente en Internet hace 2 meses, después de mi último cólico nefrítico. Compré SLACKSTONE en una farmacia, y ayer, dos meses después de empezar a tomarlo, expulse una piedra, sin dolor, sin molestias, sin nada.

Muchas gracias por comercializar este producto y hacer que esté al alcance de todos. Desde luego lo voy a recomendar a todo el que conozca.


Dr. Luis M. Hauman Bonifaz
Ica – Perú

Estimados señores, les escribo para agradecerles por el tratamiento que me enviaron. Todo ha sido un éxito, eliminé el cálculo a los 20 días del tratamiento. Actualmente no padezco de cólicos, por lo que estoy muy agradecido. ¿De qué manera puedo obtener las ampollas de SLACKSTONE II7 para indicarles a mis pacientes?. Como les comenté, la incidencia de cálculos renales y vesiculares en mi ciudad es alta. Atentamente.

 


Juan Varea Porras
Murcia (España)

En un viaje por Turquía, y con muy fuertes dolores, por medio de ecografía y radiografía me diagnosticaron piedras en el riñón y el conducto urinario. Mi urólogo en España me mandó hacer litotricia y en la ecografía previa se detectaron las mismas piedras. Posteriormente a la litotricia que me quitó la piedra del conducto urinario, por consejo de una amiga empecé a tomar SLACKSTONE II. Cuando a los 15 día me repitieron la ecografía, la piedra en el riñón NO ESTABA y ese mismo día, sin dolor, EXPULSÉ 2 PIEDRAS. Muchas gracias.

 


Emilio Estivill Martínez
Barcelona (España)

Quiero expresarles mi admiración y agradecimiento por el servicio que prestan fabricando el invento del Agua Dialítica. Soy paciente de cálculos nefríticos (oxalatos cálcicos) desde los 15 años y ahora tengo 50. Nunca me hablaron los médicos de dicha agua y tampoco al cursar la carrera de Medicina china y naturopatía. Soy acupuntor desde hace 14 años y esta última piedra decidí que no usaría la Medicina Occidental para remediar los dolores y la inflamación. Tras padecer tres intensos ataques de casi 5 horas que pasé con acupuntura y reflexoterapia, busqué en internet la posibilidad de que alguien hubiera descubierto la manera de diluir los cálculos y encontré el invento del Padre Martín Artajo. El resultado: al segundo vaso de Agua Dialítica note que la piedra ya no me pinchaba y los dolores desaparecieron. Llevo un mes tomando agua y seguiré tomándola. Evidentemente también recomendándola a mis pacientes. Un saludo y gracias por su labor.


Abraham Tejera Farías
Las Palmas de Gran Canaria

Parece increíble que después de pensar que no había solución sin cirugía para mis problemas de riñon, haya encontrado esta milagrosa solución sencilla y eficaz. Me llamo Abraham Tejera y tengo 31 años, después de terminar el servicio militar debido a la mala dieta que tuve, me dieron unos cólicos nefrítico de dolor horrible que no podré olvidar en mi vida. Más tardes vinieron otros de mayor intensidad y después de muchas visitas médicas solo me quedaba aguantar el dolor hasta expulsar el cálculo renal o cirugía. Pero mi antiguo médico de medicina general me comentó la existencia de SLACKSTONE II® y desde entonces mi vida vuelve a ser normal sin limitaciones severas en la dieta ni dolores renales. He de agradecer al inventor de SLACKSTONE II® su gran trabajo porque gracias eso muchas personas pueden tener una mejor calidad de VIDA. GRACIAS.


Toni Bardera i Trull
Girona

Tuve mi primer cólico a los 24 años y los continué sufriendo una vez al año aproximadamente hasta cumplir los 31, edad en la que me diagnosticaron cálculos en ambos riñones. Según el especialista, uno de los cálculos era tan grande que sólo podía eliminarse mediante cirugía. Empecé a tomar SLACKSTONE II® dos veces al día y estuve cerca de 5 meses seguidos expulsando arenilla y pequeños cálculos a diario. Sufrí algunas molestias y alguna pequeña infección urinaria, pero que no fueron nada comparado con los terribles dolores de los ataques padecidos anteriormente. Han pasado 10 años, tomo esporádicamente alguna ampolla de forma preventiva, y nunca más he vuelto a sufrir ningún cólico. Siempre que puedo recomiendo vuestro producto: gracias a él aprendí que ante numerosos problemas de salud y por increíble que parezca, hay soluciones naturales, sencillas y baratas. Con diez años de retraso, os envío mi ETERNA GRATITUD.


Graciela Cicchino
Caracas, Venezuela

Mi cuñado se salvó de entrar a quirófano gracias al Agua Dialítica, desde entonces se la recomiendo a toda persona que tiene problemas de cálculos. En todos los casos el tratamiento resultó efectivo.
Desde que me enteré, a través de la información que ustedes brindan vía Internet, que el Agua Dialítica contribuye a limpiar las arterias, yo también me hago un tratamiento anual.
Tienen en mí una aliada, considero que el Agua Dialítica es una solución simple a graves problemas de salud.
Cordialmente

 


María Boix
Valencia, España

Muy agradecida:
Yo conocí a través de un jesuita su producto hace 15 años, cuando produje una piedra coralífera en mi riñón izquierdo. Entonces me realizaron una litotricia, pero me aseguraron que tendría más piedras en los siguientes años por un problema metabólico. Desde entonces y como un reloj tomo el agua dialítica; y aunque he tenido molestias, arenillas y pequeñas piedrecillas, que fácilmente he podido eliminar, no he vuelto a tener grandes problemas. Por eso siempre que conozco a alguien que padece la misma enfermedad le recomiendo su producto.
Esta vez, al recomendarlo, he intentado dar más información y por ello me he bajado su libro.
Les reitero mi agradecimiento.


Karla Bellini Hernández
San Salvador, El Salvador C.A.

Buenos Días Sr. Yborra:
Es un placer saludarlo nuevamente, quiero agradecerle infinitamente a Dios y a usted, ya que hace dos semanas atrás le realicé una ultrasonografía a mi perrita y efectivamente los cálculos desaparecieron!!!! .... ya no tiene ni rastros, incluso los riñones tienen un tamaño normal... muchas gracias!!
Bendiciones, y gracias nuevamente!


R. M. García F.
Madrid, España

Buenas tardes.
Les escribo para comentarles que, ciertamente, SLACKSTONE II® ha funcionado en mi caso. En uno de mis correos en los que les hacía consultas varias, les comenté que tenía calcificaciones benignas aisladas en ambas mamas desde hacía 4 años. Pues bien, en la revisión anual que realicé en marzo de este año, habían desaparecido. En el informe radiológico no se hace referencia alguna a ellas como en los informes anteriores. Todas las revisiones las hago en El Centro de Patología de la Mama del Doctor Tejerina. Empecé a tomar el agua dialítica en octubre del año pasado. Tomé al principo durante 80 días dos vasos de agua al día. Luego 40 días un vaso de agua al día y, finalmente, antes de la revisión, 40 días dos vasos de agua al día.

Les comento, también, que mi madre llevaba 1 año con una de las transaminasas por encima de lo normal (el doble) Toma bastante medicación. Pues bien, se le han normalizado. Lo achaco también al agua dialítica, pues ha seguido tomandado la misma medicación y no han cambiado sus hábitos alimenticios. Pero esto lo refiero ya al mes de diciembre, cuando se realizó los análisis. Éstaba tomando el agua desde octubre (hasta diciembre).

Ambas seguimos tomando, ahora, un vaso al día.

Gracias.
Les envío un cordial saludo. Rosa

 


Sergio Ameneiro Fortuna
Habana  Cuba

Respetados  Sres:
Por la presente les solicito me envíen información del producto SLACKSTONE II® que ya conozco; pero que  al comentarle a un Profesor de Ciencias Médicas y Director del Instituto de Cardiología de Cuba, los resultados que tuve hace unos años, con el Agua Dialítica, me pidió comunicarme con uds. pués él tiene cálculos en la vesícula.  Padecí de cálculos en el riñón derecho, hasta que un clínico cubano me la recomendó. Me la trajo a Cuba un amigo español y en menos de 4 meses me quedé sin piedras. Por supuesto que esa fué mi felicidad y no he vuelto a padecer de este flagelo renal. Seguí al pié de la letra las indicaciones que vienen en el prospecto, que lamentablemente extravié.
Les agradezco lo que puedan hacer por mi amigo.
Con respeto,  les saludo

Nota del autor: También hay experiencias con Agua Dialítica en Veterinaria (en especial en animales de compañía), por lo que se incluye un testimonio al respecto:

 


LA HISTORIA DE JO
por Paula de Maisons Alfort
Paris, Francia

Los conejillos de Indias viven de media entre 6 y 8 años. A los 7 años, Jo nunca había conocido la “alegría” de las visitas al veterinario ya que, en general, se encontraba bien. Pero, hace algunos meses y por primera vez a causa de un problema urinario, no se pudo escapar. El veterinario le prescribió antibióticos, pero me indicó que en el 99% de los casos este tipo de problemas se debe a cálculos renales, ¡y quien dice cálculos, dice forzosamente operación!... Para mí no se trata de operarle, más aún cuando una operación, a sus años, sería muy arriesgada… Hablando con Florence, del almacén “Jardins Secrets”, me aconsejó darle Agua Dialítica… Me dijo que si Jo tenía cálculos y yo no quería operarle, estaría obligado a tomar antibióticos regularmente y terminar su vida así... Entonces, decidí probar SLACKSTONE II®.

Después de algunos días de ingesta, me di cuenta que Jo, que bebía dos veces más que de costumbre, tenía una ansiedad por beber notable; entraba y salía de su conejera muy a menudo, se paseaba más por el apartamento, saltaba, brincaba… Estaba claro que estaba bastante en forma… Cuando se terminó la ampolla, le volví a dar el agua normal, y unos días más tarde tuvo un cambio radical; no salía más de su conejera, limitaba sus desplazamientos, estaba triste... Había algo que no funcionaba... Segunda visita al veterinario que diagnosticó esta vez artrosis... Teniendo en cuenta su edad, no era extraño. Después de hacerle una radiografía, el resultado: ¡no tenía cálculos!.... O Jo forma parte de ese 1% de conejillos de Indias que no están afectados por los cálculos, o SLACKSTONE II® había disuelto el cálculo... Siguiendo el consejo de Véronique y Jean Jaques de Sodalite, le volví a dar a Jo, Agua Dialítica para tratar su artrosis, ¡¡¡y una vez más Jo ha recuperado su forma!!!

Increíble testimonio viviente de este pequeño animal cuyo ADN está muy próximo al de los humanos.

Solo me queda agradecer infinitamente a Florence, Véronique y Jean Jaques el haberme aconsejado el Sistema SLACKSTONE II® para preparar Agua Dialítica.

Powered by masqueseo.es